Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Descubre los increíbles avances tecnológicos en el mundo de la enología.

Así como si eres un excelente catador de vino, disfrutas haciendo turismo enológico o estás pensando en montar una empresa dedicada a este sector, este artículo es para ti.

Puede al leer el título te estés preguntando ¿Qué tiene que ver el mundo moderno y tecnológico con un arte cultivado hace muchos años?

Desde aquí venimos a contarte que no sólo están estrechamente relacionados entre sí, sino que además la tecnología mejora notablemente la producción y calidad enológica.

En los siguientes puntos vamos a tratar el tema debidamente. En ellos, explicaremos qué es y en qué consiste la enología, además de dar a conocer su relación con la tecnología.

¿Qué es exactamente la enología?

El concepto “enología” tiene su origen en un término griego, compuesto por las palabras “eno” proveniente de “oinos” que significa vino, y “logía” proveniente de “logos” que significa ciencia. Tras este dato, entendemos entonces que la enología es la ciencia que se ocupa del estudio y la producción de vino.

La enología tiene como objetivo principal lograr la más alta calidad y sabor del vino mediante la manipulación de los procesos físicos y químicos que tienen lugar durante su producción.

Los trabajadores que encontramos en dicho sector son los llamados enólogos. Los enólogos usan diferentes técnicas aplicadas a la tecnología, para así crear un producto final de inestimable valor. Para que puedas conocer más a fondo qué funciones realiza un enólogo, te presentamos a continuación algunas de ellas:

-Es responsable de garantizar que el vino producido tenga las características deseadas y cumpla con los estándares de calidad establecidos.

-Se enfoca en la investigación de nuevas variedades de uva.

-Se encarga de identificar correctamente las condiciones adecuadas para el cultivo de la vid.

-Trabaja para mejorar la calidad del vino mediante controles de higiene.

-Realiza la elección adecuada de los barriles para el envejecimiento del vino.

Estas son sólo algunas de las funciones que realiza un enólogo y como hemos vamos a comprobar a continuación, la tecnología viene unida de muchas de las funciones necesarias para la producción y mantenimiento del vino.

¿Cuál es la relación entre la enología y la tecnología?

Aunque a priori nos parezca raro, no lo es. Como ya hemos mencionado anteriormente, un enólogo trabaja mediante procesos tecnológicos para lograr el producto final, así que por esta y más razones que veremos ahora, podemos confirmar que la enología y la tecnología están estrechamente relacionadas.

La tecnología se conoce como el conjunto de conocimientos y técnicas aplicadas para producir herramientas y sistemas que ayuden a optimizar o producir bienes o servicios con el logro de un objetivo; es por ello que, a través de la misma tecnología se desarrollan aparatos tecnológicos que permiten una mejor producción y calidad del vino.

De hecho, la tecnología es incluso tema principal en ferias y congresos mundiales dedicados a la viña y el vino. En esta noticia de Interempresas dedicada a uno de los eventos celebrados en Jerez de la Frontera, podemos leer cómo destacan el hecho de cómo la tecnología puede contribuir a la seguridad alimentaria y la sostenibilidad de dicho sector.

¿Cómo lo logra exactamente? Podemos ver varios ejemplos que confirman estas palabras.

Por ejemplo, la tecnología ha transformado la forma en la que se produce y se elabora el vino, desde la selección de las uvas hasta el embotellado. De esta manera, se utilizan equipos especializados en todo tipo de controles y medidas aplicadas a ello, como las siguientes:

-Control de la temperatura

-Medición de la densidad.

-Control de calidad y acidez del vino.

-Filtración y embotellado.

Como podemos ver, los avances tecnológicos permiten muchos avances relacionados con la correcta conservación del vino para evitar así su deterioro y asegurar su calidad y frescura.

Todos estos avances tecnológicos han contribuido al desarrollo de la industria vitivinícola en todo el mundo. Para que esto no te resulte muy abstracto de imaginar, vamos a citar en el siguiente punto los aparatos tecnológicos existentes que usan los enólogos para lograr su trabajo.

Conoce los aparatos tecnológicos usados para la enología.

Sabemos que mediante el uso de la tecnología se consiguen productos enológicos de calidad, pero ¿mediante qué aparatos realizan estas funciones?

El medio necesario para trabajar la enología de manera tecnológica son los aparatos tecnológicos. Entre ellos, hemos destacado algunos para que puedas conocerlos más a fondo:

  1. Cromatógrafos.

Un cromatógrafo es un aparato cuyo objetivo es separar los componentes diferentes entre sí (en base a sus propiedades físicas o químicas) dentro de la muestra de vino. Esto permite a los enólogos identificar los compuestos volátiles, las sustancias aromáticas y las impurezas.

  1. Medidores de pH.

Estos aparatos miden la acidez del vino y permiten a los enólogos ajustar la acidez para lograr un equilibrio adecuado y mejorar la calidad del vino.

  1. Enfriadores y calentadores de vino.

Los enfriadores y calentadores de vino se encargan de controlar la temperatura del vino durante la fermentación y el envejecimiento. Tras este control, los enólogos pueden ajustar la temperatura para lograr el mejor sabor y aroma del vino.

  1. Bombas y filtros.

Los filtros y bombas permiten el filtrado del vino durante el proceso de producción. Esta función es necesaria para controlar la calidad del vino y reducir en todo momento el riesgo de contaminación.

  1. Robots y sistemas automatizados.

Los robots se usan en muchas empresas para agilizar el proceso de producción y creación de los productos, y en el sector enológico pasa exactamente igual; se usan para automatizar los procesos de producción tales como la selección y el embotellado de vinos, lo sin duda cumple su función mejorando la rapidez del proceso.

  1. Vinoteca.

La vinoteca es un electrodoméstico diseñado específicamente para guardar y conservar el vino a la temperatura adecuada para su correcta conservación y envejecimiento. Ojo, no debemos confundirla con una nevera, ya que las neveras normales y corrientes no están preparadas para conservar el vino correctamente a diferencia de una vinoteca.

Dicho aparato funciona aplicando el uso de la tecnología de refrigeración y los sistemas de control de temperatura, humedad y vibraciones. De esta manera, logramos crear las condiciones óptimas para el almacenamiento y conservación del vino.

Entre estos aparatos, encontramos una variedad de modelos, como por ejemplo los diseñados para más de 50 botellas (o menos de 50). Tales modelos podemos adquirirlos a través de la empresa Giona Company, así como enfriadores de barra y otros aparatos tecnológicos mencionados en este artículo.

Otros de los modelos existentes cuentan con sistemas de iluminación LED, así como paneles de control táctiles y otras características tecnológicas que mejoran mucho su funcionalidad.

¿Conocías alguno de estos modelos? Como ya estarás pensando, ¡la tecnología es más que necesaria para mejorar los procesos de producción y la calidad del vino! Además, a través de cada generación estos aparatos y procesos tecnológicos van evolucionando, al punto de la tecnología cada vez impulsa más el desarrollo de este sector.

¿Cómo ayuda la tecnología al desarrollo del sector enológico?

Concluimos con la afirmación de que la tecnología ha tenido y tiene un gran impacto en el desarrollo del mundo enológico, tanto en la producción como en la comercialización del vino.

Ha ayudado de muchas maneras al desarrollo de la enología en sí, ya que ha permitido muchos de los siguientes avances:

-Control de calidad.

La tecnología ha ayudado a controlar la calidad de sus productos a través de técnicas tecnológicas analíticas y de sensorialidad, como lo son la cromatografía y la espectroscopía.

Esto permite a enólogos de todo el mundo conocer las propiedades físicas y químicas de los vinos, lo cual les ayuda a detectar posibles defectos y mejorar el proceso de producción.

-Realizar tareas con poca intervención humana; usando robots.

La automatización de los procesos de producción de vino ha permitido a los productores optimizar sus procesos, ahorrar tiempo y reducir costos.

Como leemos en el enunciado, el uso de robots en las bodegas para la selección y el embotellado de vinos puede mejorar la eficiencia y rapidez a la hora de acabar el producto.

-Control del ambiente.

Gracias a los avances tecnológicos, ahora también es posible controlar y monitorear las condiciones ambientales de cada viñedo y bodega existente.

De esta manera es posible medir tanto la temperatura, como la humedad y la calidad del aire.

  • Conseguir clientes y público a través del marketing.

No es una sorpresa incluir el marketing en estos puntos dedicados al avance tecnológico en el sector enológico.

Las tecnologías de marketing digital, tales como las redes sociales y el comercio electrónico, han ayudado a los productores de vino a llegar a un público más amplio y diverso, lo que les permite aumentar su base de clientes y generar ingresos.

El marketing digital siempre está ahí para ayudar a expandirse a cualquier empresa que lo desee, y gracias al mismo podemos crear información acerca de este sector para llegar a más personas, así como organizar actividades relacionadas con el mismo (como el turismo enológico) que atraigan a un mayor número de personas.

Estos han sido los avances más destacables del sector tecnológico aplicados al mundo del vino.

¿Te esperabas que la tecnología ayudara tanto a este sector? Después de leer este artículo esperamos que hayas comprendido que la tecnología siempre ayudará positivamente a cualquier empresa y sector siempre que se use debidamente.